14 días “libre”

Hace unas semanas, decidí probar el nuevo sensor de Abbott, también conocido como “el libre”.

En su web podréis encontrar toda la información: http://www.freestylelibre.es/

La verdad es que ya lo había utilizado en otras ocasiones, incluso en los campamentos de verano organizados por la Asociación Granadina de Diabetes (AGRADI), en este último campamento, decidimos ponerlo a los 53 niños y niñas que vinieron con nosotros, con unos resultados bastantes buenos para el estudio de esta enfermedad.

Pero esta vez, se me juntaban varias cuestiones que iban hacer que me saliese de la rutina diaria, y decidí probarme con este sensor.

El mes de diciembre es muy traicionero para los diabéticos: un puente bastante largo, días de frío que no invitan a salir, comidas sociales, la navidad… y en mi caso, un resfriado que llevaba arrastrando dos semanas antes.

Me puse el sensor en el tramo final del resfriado, donde aún los niveles de glucosa eran bastante más altos a lo habitual.

A todo esto sumando las incontables comidas sociales, quedadas improvisadas con los amigos, y el picoteo típico de estas fechas.

En todos estos casos, en donde no existe la rutina y nos toca improvisar con el miedo de perder el control de nuestra diabetes, el sensor me ayuda mucho, sobre todo cuando vas a comer a deshoras comidas poco habituales que pueden hacer que se dispare la glucosa.

15589505_375354332819457_1435108793860647926_n

Conclusiones:

  • Tras empezar con el sensor, pude comprobar como la “curva” de mi glucosa en sangre, pasaba de ser una montaña rusa a mantenerse dentro de los objetivos planificados con antelación.
  • Me ayuda a adelantarme a una bajada o a una subida, poniendo los medios oportunos a tiempo.
  • Unos días sin pinchazos en los dedos se agradece, aunque recomiendo hacer la prueba en sangre de forma ocasional y sobre todo, cuando los niveles sean altos o bajos, ya que los niveles del sensor, pueden variar con respecto al glucómetro tradicional.
  • Te permite un mejor control de la diabetes, ya que el escaneo te permite ver una gráfica de las 8 horas anteriores, así como una tendencia de cómo vamos a estar en un corto plazo de tiempo

Inconvenientes:

  • El precio es caro
  • Hay que tener cuidado para que no se despegue el sensor, si se cae, no se puede volver a poner, hay que utilizar uno nuevo.
  • En ocasiones, los niveles de glucosa pueden variar si los comparamos con el glucómetro tradicional, en mi caso, los primeros días me daba una desviación de +40, aunque también hay que decir, que a partir del cuarto día, la comparación de los niveles con distintos medidores era casi igual.

Y a vosotros, ¿qué os parece? ¿tenéis alguna experiencia que compartir?

Anuncios

2 comentarios en “14 días “libre”

  1. Si, yo también lo utilizo en ocasiones en las que se que voy a estar descontrolada o voy a salir de viaje.
    Las cuatro veces que lo he utilizado, hasta prácticamente el cuarto día no ha empezado a tener eficacia total, sin contar las diferencias cuando estas demasiado bajo o alto, pero la verdad es que es muy cómodo y te permite un control en cualquier momento.
    El principal problema para mi, el precio, y eso que el primero me lo arranque sin darme cuenta el noveno día.

    Me gusta

    • Otra cosa que he notado, y no se si será producto de mi imaginación, es que, cuando me lo he puesto en el brazo izquierdo, la diferencia en los niveles de glucosa es bastante superior a cuando el parche está en el brazo derecho. Creo que no soy el único que le pasa, pero es algo curioso y que personalmente, siempre tengo en cuenta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s