La diabetes para no diabéticos, como ejemplo: Gorafe

Cuando te decides a hablar sobre diabetes, lo normal es que lo hagas con personas diabéticas, padres de niños que acaban de debutar o alguien que te pregunta por alguna duda puntual.

El pasado 16 de marzo de 2016, me dirijo a un pequeño pero encantador pueblo de la provincia de Granada, Gorafe.

Un pueblecito pequeño pero de una belleza inmensa, situado al margen del río Gor. Sus alrededores se caracterizan por ser terrenos de tipo badlands y por tener una de las mayores concentraciones de dólmenes de toda Europa desde hace más de 6.000 años.

Invitado por mi amigo y compañero de trabajo Nico, no me lo pienso dos veces y allí que voy, a intentar concienciar una vez más, sobre esta pandemia llamada diabetes.

Preparo mis diapositivas y los muñequitos para explicar la zona de inyección de insulina a la par que van llegando los interesados en el tema. Todo parecía normal, muy parecido a otros talleres: personas mayores de 50 años, mayormente mujeres, intuyes que son diabéticos tipo 2,…. Y sorpresa!!!

Cuando empezamos con el taller, así por encima, calculé unas 30 personas (ya de por sí, una asistencia sobresaliente) pero lo que me llamó la atención fue cuando pregunté cuántos de los asistentes eran diabéticos, ¿me podrías decir un número aproximado? Yo calculé como mínimo la mitad, que serían unos 15, pero solo levantaron la mano 3 personas!! ¿Cómo podía ser posible que solamente fueran diabéticas 3 personas? Insistí una vez más en que levantasen la mano aquellos que fuesen diabéticos y la respuesta fue muy clara, con una gran carcajada general y contestando toda la sala a la vez que no había más diabéticos presentes!!

Es todo un ejemplo, y un orgullo, poder impartir un taller sobre diabetes en el cual, el número de diabéticos es muy inferior al resto de asistentes.

Es muy importante estar informado, y sobre todo, FORMADO para poder decidir por nosotros mismos sobre qué es lo que más nos beneficia en nuestro día a día.

Indicamos como pilares básicos en la diabetes elementos tales como el ejercicio físico, la alimentación y la medicación, pero nos olvidamos de la formación, y hay que recordar que es tan importante como las demás. Necesitamos la formación para saber qué tipo de ejercicio físico es el que más nos conviene, para saber qué tipo de alimentos nos benefician más según las circunstancias, necesitamos estar formados para saber que dosis de insulina administrarnos en cada situación, etc.

En definitiva, la formación en diabetes es primordial, no solo para el diabético, sino para todos aquellos que de una forma u otra, estén en relación con esta enfermedad.

Estar formados es tener una mejor calidad de vida, es saber que escoger en cada momento de nuestras vidas, es estar a la última en tecnología, la formación, ahora más que nunca, es el pilar básico de nuestra vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s